miércoles, marzo 22, 2017

Lunes

Tuvieron que pasar 6 años para verte de nuevo, tu espíritu insosegable te llevó a tener más hogares de los que yo he tenido, y vivir más aventuras de las que he podido soñar.
Tu huella fue esquiva pero no invisible, y por fin pudimos dar con tu paradero.
Gracias amigo por estar aún vivo, sano y feliz, tal y como te recuerdo.
Quizás no vivirás bajo mi techo nuevamente, pero sé que nos veremos más seguido, para disfrutar de los días que no pudimos.
Qué alegría más grande poder abrazarte y derramar libre las lágrimas acumuladas durante largos 6 años, que ya se notan en tu rostro aventurero.
Jamás podremos volver en el tiempo, ni recuperar lo perdido, pero sí podremos vernos, y jugar como si el tiempo no existiera, ni nos tuviéramos que separar de nuevo.
Te amo Lunes, ahora Domingo, tienes la vida que mereces, y una familia que te cuida como un tesoro. Después de todo lo que te ha tocado vivir, es lo mínimo que te podría haber dado la vida.

Nos vemos luego, un abrazo de perro